La Quiromancia es un arte adivinatorio por medio del cual se puede conocer el pasado, el presente y el porvenir de las personas. Es un libro abierto que narra sus historias, tristezas, alegrías, salud, dinero, amor, éxitos y posibilidades; pero para obtener este conocimiento es necesario examinar las dos palmas de las manos del consultante.

En la mano izquierda veremos su pasado, la herencia familiar, lo que no se conoce, el inconsciente, estas líneas no cambian nunca.
En la palma derecha veremos el presente y lo que esta por venir. Poseen líneas formadas con el tiempo, pues pueden aparecer nuevas, desaparecer alargarse, acortarse, debilitarse. También aparecen símbolos. Todo esto puede ocurrir en un lapso aproximado de tres meses, debido a que la mano derecha (la izquierda para los zurdos) representa lo que la persona hace para cambiar su patrón de vida, utilizando para ello su libre albedrío.
Comparando ambas palmas se puede determinar si la persona ha logrado en el transcurso de su vida, vencer obstáculos, enfermedades y avanzar hacia el logro de sus metas. De no ser así las manos nos muestran un despliegue de aptitudes que el consultante puede poner en práctica para buscar nuevas oportunidades y superarse en la vida, sobre todo en el plano laboral, y como podría lograrlo, con voluntad para corregir errores, perdonar, superar los miedos, los celos, la impulsividad, cerrar ciclos y avanzar.

La Quiromancia no sólo trata del estudio de las líneas de las manos, de sus montes y símbolos. Es un estudio constante de observación de lo que las personas hacen con sus manos.

La Quiromancia es una conexión energética que ayuda a que la información sea rápida y veraz y se hace a través del estudio de las líneas de las manos, sus montes y simbología. Las líneas se dividen en principales y secundarias. Las principales se denominan: de la vida, la cabeza, el corazón, de Saturno, de Urano o Apolo y línea hepática. Las líneas secundarias son: del matrimonio, de los hijos, de los viajes, de la suerte, de la ambición, espiritualidad, etc.
Mediante la Quirología estudiamos las formas, texturas, tamaño, color y temperatura de las manos. También las uñas nos muestran información sobre las enfermedades. Los dedos representan los signos de zodiaco con sus respectivos planetas y elementos, que influyen de manera positiva o contraria en la psiquis de las personas. Hay dedos cortos, largos, torcidos, etc. El dedo pulgar, por ejemplo, muestra la persona en su totalidad, su personalidad, el carácter, la voluntad, temple, lógica, sentido común y sentimientos.

Luisa Alvarado
Profesora de Quiromancia

 

est cierre